Comentario sobre el libro Todo es mío

En Todo es mío el autor, mi amigo y “socio trabajador” de Wadobo danigm plantea una realidad alternativa donde las personas actúan de forma fundamentalmente cooperativa, donde los ciudadanos realizan los distintos trabajos necesarios para que una sociedad tecnológica como la nuestra funcione de forma altruista sin pedir nada a cambio y de hecho en dicha una sociedad en la que no existe el dinero.

En cada capítulo y a través de los ojos del protagonista, con el cual el lector rápidamente se identifica, se descubre una sociedad atrayente por ser utópica pero a la vez remotamente plausible. Resulta por tanto un agradable ejercicio de ciencia ficción.

¿Sería posible que una sociedad funcionase de esa manera? Es la pregunta que uno se plantea al leer libro, que reivindica un mundo donde las personas miran más por su prójimo que por sí mismos. De hecho es precisamente ese dilema el que habría que resolver para poder dar respuesta a la pregunta.

Se trata de una cuestión no baladí y que guarda estrecha relación con el dilema del prisionero y la teoría de juegos. A ese respecto recomiendo encarecidamente leer el post en el blog Historias de la ciencia acerca del libro El dilema del prisionero: en él se explica cómo muchas situaciones se ajustan a un problema del tipo dilema del prisionero y se sacan algunas conclusiones bastante sorprendentes.

Un ejemplo y cito del post mencionado, es el de aquella caja donde hay diarios en la que debe depositarse una moneda y coger uno. Nada nos impide cogerlo sin depositar dicha moneda pero si todo oel mundo hiciera lo mismo, pasaría lo que en nuestro país: que no existen. Pero por otra parte otro problema de tipo dilema del prisionero es el pagar recompensa por un rescate en caso de secuestro: si nadie pagara rescates, no habría secuestradores.

Ambas cosas pueden parecer una cuestión moral, que siempre hay que ser solidario y cooperar entre todos, pero probablemente nadie en su sano juicio dejaría de pagar el rescate de un ser querido en caso de tener la posibilidad de hacerlo. Se trata de un problema donde el raciocinio no ayuda mucho al entrar en conflicto el interés privado y el colectivo.

Existen comportamientos en el reino animal donde el dilema del prisionero se resuelve de forma inverosímil, puesto que las dos partes salen beneficiadas al cooperar incluso teniendo en cuenta que una de las partes está en un situación de clara superioridad. Cita el post de Historias de la Ciencia un caso en el que hay una especie de ave (chorlito) que que se mete en las enormes bocas de los cocodrilos para alimentarse de parásitos y los cocodrilos no se las comen.

Si hasta algunos animales depredadores han llegado a resolver de forma cooperativa sus problemas, ¿por qué demonios no podemos hacer lo mismo los seres humanos? ¿Porqué necesitamos dinero en vez de actuar simple y llanamente de forma cooperativa por el bien común?

El caso del cocodrilo es una de las posibles soluciones al dilema del prisionero a nivel evolutivo, pero no la única. La selección natural simplemente prefiere aquellos comportamientos que maximizan el nivel de supervivencia. En un nido de pájaros, los glotones sobrevivirán a costa de los que comparten y acabarán por sustituirlos.

El problema del ser humano es precisamente nuestra gran capacidad intelectual. Tenemos más capacidad intelectual de la que sabemos manejar de forma responsable. Igual que los cocodrilos, en un mundo idílico como el planteado en Todo es Mío, es posible que muchas personas colaborasen, pero otras tantas actuarían de forma irremediablemente irresponsable y egoísta. De hecho ese cuestión también se plantea en el libro cuando se descubre la trama final en los últimos capítulos.

El dinero es una forma que tenemos los seres humanos de ser egoístas y velar cada uno por nuestro propio interés. No concibo una sociedad donde no exista el dinero porque aunque no hubiese una moneda de curso legal, habría “trabajo en negro” y “dinero negro” debido a la necesidad impelente del hombre de velar por su interés individual.

El problema no es la existencia del dinero, pues es tan sólo un instrumento, una mera moneda de cambio; lo irremediablemente controvertido es el egoísmo destructivo inherente al ser humano. Es algo que todos nosotros conocemos y lo resolvemos utilizando elaborados artilugios como pueden ser contratos, leyes, acuerdos, policía, jueces. Y metralletas, tanques, ejércitos. De Hitler nos libramos luchando una guerra; somos expertos en apagar el fuego con más fuego, y los bomberos bien lo saben.

También es cierto que pese a todo, una sociedad basada principalmente en recursos parecida a la planteada en el libro no deja de ser una posibilidad. Si tomamos algo de perspectiva, nos damos cuenta de que hace tan sólo unos cientos de años nos encontrábamos en plena Edad Media, y sin embargo ahora mismo existen sociedades mucho más avanzadas y democráticas. ¿Quien sabe qué nos deparará el futuro?

Es importante echar volar a la imaginación, y no cortar las alas a las ideas. Muchas ideas que en su momento se consideraron absurdas o de ciencia ficción a la postre fue posible llevarlas a la práctica, aunque muchas veces no fuese exactamente en la manera en que fueron originalmente planteadas. Qué decir del viaje a la luna en cohete planteado por Julio Verne o de los satélites de comunicaciones ideados por Arthur C. Clarke.

Concluyo con una frase de George Bernard Shaw, donde se puede encontrar una explicación al comportamiento aparentemente irracional o controvertido de muchos de los personajes que fueron catalizadores del cambio a lo largo de la historia:

The reasonable man adapts himself to the world; the unreasonable one persists in trying to adapt the world to himself. Therefore all progress depends on the unreasonable man.

3 Responses to “Comentario sobre el libro Todo es mío”


  1. 1 chiropractor junio 28, 2013 a las 9:25 pm

    Useful info. Fortunate me I found your website accidentally, and I’m shocked why this accident didn’t
    happened earlier! I bookmarked it.


  1. 1 General Trackback en octubre 19, 2014 a las 12:29 pm
  2. 2 Orlando Home Inspection Trackback en octubre 21, 2014 a las 4:51 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: