La era post-trabajo

Hoy que Google anuncia su coche que se conduce sólo, no queda más remedio que pensar en el reparto del trabajo y la renta básica.

Los coches que se conducen solos son simplemente siguiente ola de automatización del trabajo, y parece que van a llegar esta década y se generalizarán la siguiente. Ya tenemos una alta automatización en la agricultura y nadie se rasga las vestiduras, está asumido y ni pensamos en ello. Es a lo que nos dedicamos los ingenieros: a eliminar vuestros puestos de trabajo. Y deberíais agradecérnoslo porque ¿para qué trabajar si lo puede hacer una máquina? Va a ser el cataclismo para la industria automovilística, donde muchos fabricantes actuales probablemente entrarán finalmente en bancarrota por no llegar a tiempo y surgirán nuevos gigantes, quizás Google mismo.

La automatización permitirá que grandes empresas como Google (o el estado) puedan entrar en el mercado del transporte, tirarán para abajo los precios y los pequeños empresarios, taxistas y autónomos se irán a la bancarrota. Gracias a la automatización de la conducción se destruirán millones de puestos de trabajo de taxistas, de conductores de autobuses, de camiones. Habrá menos accidentes y se salvarán millones de vidas al año, habrá menos trabajo para las aseguradoras, autoescuelas e incluso para los hospitales. Habrá menos parkings, se gastará menos dinero en gasolina por atascos y los nuevos coches automáticos serán eléctricos.

Luego vendrá la automatización al sector de la construcción, la hostelería, en la medicina.. Nuestra sociedad no está preparada para esto, pero no le quedará más remedio. Ni el trabajo ni los coches manuales desaparecerán, desde luego, igual que con el peak oil la gasolina no desaparecerá: pero se convierte en un bien preciado y cada vez más reducido. Lo que hace falta es construir una sociedad donde no tener trabajo no sea una tragedia (para ello, garantizar una Renta Básica Universal) y donde se reduzca la jornada laboral para repartir el trabajo, de manera que haya una sana competencia y no un puesto de trabajo por cada 10 trabajadores, donde hay una carrera hacia el fondo.

Esas son las principales medidas que se me ocurren ahora mismo para que no nos convirtamos en meros esclavos, pero seguramente surjan otras que puedan ser incluso mejores en el futuro. Nos acercamos a la “era post-trabajo”.

About these ads

1 Response to “La era post-trabajo”


  1. 1 Rafa Vargas mayo 28, 2014 en 12:26 pm

    Iré invirtiendo dinero en compañías farmacéuticas que vendan antidepresivos y … ¡profit!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: